INTRODUCCIÓN

Los servicios de radiodifusión comercial en Onda Media comprenden desde 531 a 1620 kHz, mientras que los de Onda Larga van desde 150 a 285 kHz. Estos servicios, eminentemente regionales o locales, tienen, sin embargo unas potencias que van desde unos escasos kilowatios a 1.000 kilowatios en Europa o los países árabes. Otra diferencia apreciable entre continentes son los canales: mientras que en Europa los canales van de 9 en 9 kHz, en América lo son de 10 en 10 kHz.

Pero, alguno se puede preguntar en qué reside el encanto de estas bandas. Casi todo el mundo sabe que por el día, en la Onda Media y más en la Onda Larga, sólo se oyen emisoras de nuestro entorno, mientras que cuando se hace la noche comienzan los ruidos y es difícil sintonizar nuestra emisora preferida, aunque esté en nuestra propia ciudad. Todo ello es debido a la propagación.

PROPAGACIÓN

En estas bandas, el suelo representa un papel importante; no obstante, cuanto más elevada es la frecuencia, más de prisa se debilita la señal. En el mar, cuya conductividad es superior, las distancias que se cubren son muy superiores. El oyente de estas bandas puede comprobar como, muy a menudo y al atardecer, está escuchando sin interferencias alguna estación próxima. Pero, a medida que la tarde va llegando y con ello la noche, apreciará que empieza a aparecer en el receptor zumbidos, música, palabras, que en realidad no proceden de la emisora sintonizada si no de otras, lejanas o muy lejanas que interfieren a la local. Esto sucede ya que al ponerse el sol la capa D se desioniza lo que permite que las radiaciones dirigidas al cielo reboten en la capa E aumentando notablemente su difusión.

Otro fenómeno nocivo, en principio, para la sintonización de estas bandas en la tarde/noche es el desvanecimiento o fading (en inglés) o lo que es lo mismo, la bajada de la señal de forma más o menos regular para volver a subir después. Todo ello debido a la inestabilidad de la capa E.

Finalmente, otro aspecto que hay que tener en cuenta para la practica del DX en estas bandas es que si se pretende sintonizar una emisora de un país, en el nuestro y el país de origen de la emisora, debe ser de noche. Por ello, es normal la sintonización de emisoras europeas o norteafricanas, si bien son más bien escasas las norteamericanas y, por no decir imposibles, las de los países que se encuentras en el hemisferio sur o en el Asia o el Pacífico.

ANTENAS

La antenas tienen relación con las longitudes de onda. Y la longitud de onda, como se sabe es inversamente proporcional a la frecuencia. Es decir, las antenas para estas bandas han de ser muy, pero que muy grandes o, mejor dicho: muy largas.

Las antenas que hay en los receptores normales o musiqueros, las llamadas ferritas consiste en una barra de ferrita en la que se ha arrollado un largo hilo. Estas antenas son buenas, pero no dan unos resultados espectaculares. Esta antena es directiva, es decir si se gira el aparato, apreciaremos que el receptor es más sensible a las emisoras situadas de forma tangencial a la antena.

Otras antenas, son las de cuadro. Son unos ingenios de una proporciones manejables consistentes en un cuadro, de medio a un metros de lado, hecho con material aislante sobre el que se arrolla un hilo y a cuyo extremo se suele colocar un amplificador u acoplador. Al igual que la anterior antena, ésta también es altamente directiva.

Por último, las antenas de hilo largo denominadas en inglés longwire que no consiste más que en un largo hilo de unos cientos metros, llegando en algunos casos a mil, que se colocan en línea recta orientados a la región de interés. Como es lógico, este tipo de antenas son para aficionados que disfruten de una casa en el campo con mucha extensión de terreno a su disposición. Se conoce que en lo países nórdicos hay bastantes radioescuchas que tienen antenas de este tipo, pero en los países latinos es bien raro su uso. Obviamente, los resultados con este tipo de antenas son espectaculares.

 

CÓMO EMPEZAR

Lo primero es conocer si nuestro aparato de radio tiene dichas bandas y luego tener la documentación necesaria para conocer las emisoras que operan en dichas bandas. Por ejemplo, como documentación podemos usar el Manual Mundial de Radio y televisión (WRTH, World Radio and TV Handbook) que se puede conseguir en ciertas librerías especializadas.

Antes de ponerse a la caza de emisoras deberemos recordar que:

  • Deberemos ponernos a hacer DX a partir de la tarde.
  • No debería de haber cerca ninguna fuente de ruidos de tipo magnético o eléctrico como motores, etc. pues nos harían imposible la sintonización de emisoras débiles.
  • No podremos sintonizar una emisora lejana si en la misma frecuencia emite una local con mucha potencia, excepto que ésta deje de emitir, claro. Esto es especialmente complicado en España, donde una buena cantidad de canales se encuentra ocupados por las emisoras españolas con la excepción de la Onda Larga, en la que aun que España tiene concedidos canales no los usa.
  • Muchas emisoras de estas bandas emiten en cadena, lo que dificulta su identificación, si bien, con la excepción de las emisoras españolas, ésta es relativamente fácil pues casi no varían su frecuencia.
  • Si estamos próximo al mar, las condiciones son más favorables.

INFORMACIONES DE LA ACTUALIDAD

Informaciones en español de la actualidad en las bandas de OL y OM se pueden encontrar en:

Download PDF
Share

Comentarios

DX en ondas medias y largas — No hay comentarios

Deja un comentario