Artículo.

Galería (Archivo)

Septiembre a medio gas en el grupo PRISA

| 2014-10-01 12:23:28

De un tiempo a esta parte, de 2012 a nuestros días, las cadenas musicales del grupo PRISA no están pasando por un tiempo boyante o de derroche económico; sobre todo desde que Máxima FM sufrió un efecto de rebote de audiencia bastante curioso desde 2012 y un poco antes, cuando llegó a rozar casi los 900.000 oyentes lo que provocó, por un lado, que pasase a ser la nueva “gallina de los huevos de oro” de PRISA, por lo que intentó ponerla por todos los diales que tuviera disponibles, diezmando así otras emisoras del grupo, como M80; por otro lado, mirando con miedo, al grupo RTL que había comprado la red de emisoras de Loca FM para crear Fun Radio España que, como todos sabemos, ha sido un completo fracaso dada la desaparición progresiva de muchas de sus frecuencias, y que prácticamente ha desaparecido justo al cierre de la edición, el 1 de Octubre.

A la par de estas circunstancias, Máxima FM no ha podido mantener un nivel decente de continuidad en su programación, provocando que, en la actualidad, muchos programas de su parrilla hayan desaparecido por fin de contrato (como por ejemplo “La Factoría” o “La Roca”). A esto hay que sumar el cambio de cromos con 40 Principales para meter a Dani Moreno, al irse Xavi Rodríguez a la TV, y que José AM pase a ocupar su puesto en el “morning”. En definitiva, dejando la parrilla bajo mínimos.

Al igual que ella, M80 (la cadena de los “oldies” de los 70 a los 00 mezclados con un poco de actualidad) también pasa por un tiempo -digamos- bastante turbio. Desde 2010 ha ido perdiendo programas en pos de temática, hasta tener poco más que el “classic box” y un “morning show” que comienza en Octubre y presentado por José Antonio Ponseti, que viene de la Cadena SER, y que se llamará “80 y la madre”.

El tema de los 40 Principales también daría mucho que hablar. Con la entrada de Xavi Martínez en varios programas de la cadena, llega el ocaso de Toni Aguilar y el cambio en el “morning show” por el citado Dani Moreno, muy criticado por su inicio tenue en las mañanas.

Por otro lado, Radiolé parece que tiene dos interpretaciones su punto de vista actual.
Por un lado, cambia la sede central a Sevilla de prácticamente todos los programas, excepto el matinal y poco más. Hay que tener en cuenta que la capital hispalense fue, en su día, una de las pioneras (especialmente tras la entrada en PRISA con su raigambre en la ciudad de Dos Hermanas); por lo que siempre tiene mucha publicidad y rinde por el sur de la península. Por otro lado, ha habido muchos cambios en la parrilla (han desaparecido tanto programas como locutores y entrando otros). En menos de un año se han eliminado 3 programas: “Reina la Alegría” (de 2009, presentado por Esther Minguito), “Noche de Rumba” (Eduardo Manzanas llevaba más de 12 años con él) y “Radiolé por Sevillanas” (de igual forma Antonio Alfonso cambiando de horas y de días, aparte él presentaba también el programa de noche en Radiolé de 0 a 3 Horas desde hacía 2 años). Así mismo, se ha producido la marcha a otros proyectos de Minguito, Manzanas, Antonio Alfonso, Paula Moro, Andrés Merchán, etc. Y entraron Iratxe Rodríguez (ex Canal Fiesta), Chris Navarro y Juanjo Rengel. Aparte de seguir Tere Peña (con su espacio de 60 minutos diarios), Manolo Molés (domingos noche); Joaquín Hurtado (quien antaño tuviera el programa “Rescátame”) afronta la segunda temporada Café Olé (de lunes a viernes por las mañanas).

Destacamos a la emisora a la que no han tocado mucho desde hace unos años: Cadena Dial. Sigue siendo una de las primeras, tras los 40, y sólo ha habido imperceptibles cambios, como el de la presentadora acompañantes de Jaime Cantizano en “Atrévete” (Mar Montoro -ahora en Radio Siglo XXI, la cadena de Abellán-), a Patricia Imaz (de M80 y anteriormente en otras del grupo PRISA). Sigue Rafa Cano los fines de semana con su incombustible “Dial Tal Cual” (que cumple 20 años), que junto al “morning” y “Qué falló en lo vuestro” son lo único que mantiene la cadena de programación complementaria, aparte de sus fórmulas musicales (con o sin locutor) y, aun así, se mantiene fuerte de audiencia.

Se percibe la debacle de una cadena y el tímido auge de otra; en este caso, Máxima FM es la que perdería postes (o se duplicarían para mantenerla en otro status de legalidad de emisiones) y M80 recuperaría su posición de 3ª cadena en el orden de las musicales (40, Dial, M80 o Radiolé, -una de las dos ocuparía esta tercera posición-) y Máxima volvería a ser la cadena musical complementaria con una parrilla desordenada y, al igual que M80, con pocos programas.
En resumen: turbulencias en estos últimos meses en el grupo PRISA y todavía queda por ver cómo acabará el año.

Print Friendly, PDF & Email