Artículo.

Galería (Archivo)

El último reventón de la FM en España

| 2016-09-28 16:47:50

En los años y, más concretamente, en los últimos meses estamos asistiendo al reventón de la FM en España. Mientras nuestros países vecinos europeos van dando pasos para implantar la tecnología digital (unos más rápido que otros), en España la FM continua dejada y olvidada por las administraciones competentes nacionales y autonómicas, pero no porque haya una tecnología de recambio.

A primeros de los 90 el gobierno central trasfirió a las comunidades autónomas la competencia para otorgar las licencias de FM, antes llamadas concesiones administrativas. A la vez, la que otorga las licencias es la que vela por el cumplimiento de la normativa y, por tanto, puede sancionar a las emisoras que ocupen el espectro sin licencia. En su momento, esta norma pareció ser aceptada por la mayoría de grandes cadenas históricas: SER, Onda Cero y COPE, y en ese estado hemos ido caminando hasta la actualidad, pero ahora algo ha cambiado.

Los distintos gobiernos autonómicos han otorgado las licencias en los distintos concursos públicos que se han sucedido desde entonces a la actualidad y, a la vista de los resultados, la mayor parte han sido otorgadas a los tres grandes grupos privados de España, otra parte a empresas asociadas a estos grupos y, en muy menor medida, a empresas independientes. De esta manera, la mayoría de postes planificados por el plan técnico de FM han terminado para emisiones nacionales, quedando la programación de proximidad, únicamente relegada a las radios municipales, siendo estas emisiones públicas de la mano de los ayuntamientos propietarios de estas licencias, por lo que la radio de proximidad privada ha quedado prácticamente fuera de la normativa legal.

Son estas radios privadas de proximidad y otras musicales privadas las que, quedando fuera de los concursos, han visto como única salida exponerse a realizar sus emisiones sin el correspondiente título habilitante, con toda la inseguridad jurídica que esto conlleva estando expuestas permanentemente a multas de cientos de miles de euros.

Hasta hace unos años, este grupo era más o menos el único que recurría a las emisiones sin título habilitante para tratar de funcionar pero, en los últimos años y en toda España, de forma más o menos generalizada, han surgido emisiones de las tres grandes cadenas de radio que están fuera del plan técnico nacional. ¿Quiere decir esto que ya no cumplen las reglas de un juego que hace años decidieron asumir?

Analizando la situación solo se puede llegar a una conclusión: la FM está agotado y lo que estamos viendo en los últimos meses y años, sobre todo en grandes ciudades, es el último reventón de la FM en España.

La última revisión del Plan Técnico Nacional de FM vino a “llenar” de frecuencias todos los huecos posibles que el Ministerio de Industria pudo planificar. Tenemos dos tipos de comunidades autónomas en España: las que han resuelto estos concursos otorgando ya las últimas licencias de FM y, por otro lado, las que ni lo han convocado o, habiéndolos convocado, han tenido que paralizarlos o reiniciarlos por decisiones de los tribunales. De la forma que sea, tanto las grandes privadas como otras radios de proximidad han visto que la única salida, una vez que no hay más FM disponibles, es la de salir al aire sin el correspondiente título habilitante, aunque eso suponga jugársela a ser sancionadas.

Por si fuera poco, la onda media muere a un ritmo más rápido que la FM, por lo que la posibilidad de emitir segundas programaciones por esta tecnología cada vez tiene menos opciones de ser rentable en el mercado publicitario por falta de oyentes potenciales, por lo que la única opción que queda es seguir buscando más de las FM incluso donde no las haya (ocupando huecos no planificados).

Aquí es donde podemos empezar a pensar en qué puede hacer el DAB para remediar esto. Por un lado, en Europa se siguen dando pasos mientras España está completamente parada. Es muy lamentable, aunque es de agradecer, que Radio María sea la única que ha decidido hacer pruebas en España con tecnología DAB+. Esta tecnología permite multiplicar por tres el espacio actual del DAB: si en DAB cogen 6 emisoras en el mismo bloque, en DAB+ podrían coger hasta 18 con el códec de audio AAC+. Parece, pues, más que espacio suficiente para que segundos programas de generalistas, radios temáticas nacionales, musicales, deportivas y radios de proximidad municipales, privadas y del tercer sector pudieran tener cabida.

Lo peor es que si ahora no damos el paso, Europa alguna vez nos saque los colores por habernos quedado atrás y entonces haya que hacer toda la implantación del DAB+ a prisa y corriendo. Mejor ir moviéndolo desde ya con pasos pequeños pero firmes.

Print Friendly, PDF & Email